¿Qué tener en cuenta para Comprar un Monitor? Lo más importante en un Monitor Gaming

Comprar un monitor no es fácil. Somos conscientes de ello, puesto que hay tantos factores que tener en cuenta y asegurarnos de que estén en armonía que en ocasiones resulta una misión imposible. Y si comprar un monitor normal es complicado, hacernos con un monitor de gaming todavía es un reto superior.

No obstante, podemos simplificar el proceso si tenemos en cuenta esta lista de rasgos que vamos a detallar en profundidad a continuación:

  • Tipo de panel
  • Frecuencia de refresco
  • Tiempo de respuesta
  • Tamaño de pantalla
  • Resolución
  • Tecnología FreeSync o G-Sync
  • Opciones de juego
Índice

    Todos los factores técnicos para elegir un monitor de gaming

    Hay tres tipos de panel y es una forma ideal de dividir los monitores inicialmente: IPS, TN o VA. Los IPS están equilibrados y son la tendencia actual, mientras que los TN destacan por su velocidad, con niveles de frecuencia de refresco y tiempo de respuesta muy eficientes. Por su lado, los monitores VA brillan especialmente por el nivel de contraste. Si nos ajustamos al estándar IPS no estaremos tomando una mala decisión.

    La frecuencia de refresco influye en la fluidez con la que se desarrollan las partidas. Podemos encontrarnos modelos que van desde los 60 Hz hasta 240 Hz en casos más ambiciosos. Pero con un nivel de 144 Hz estaremos haciendo una buena compra.

    En cuanto al tiempo de respuesta, también es importante debido a que ayuda a tener imágenes más claras y a que, sobre todo, se eviten defectos gráficos como el ghosting. El estándar en este sentido se encuentra en 1 ms, un resultado que alcanzan la mayor parte de monitores actuales de calidad.

    Para el tamaño de pantalla habrá que tener en cuenta otros aspectos en combinación, como la resolución por la que optaremos. La resolución es importante y el valor más alto en la actualidad, al menos estandarizado, es 4K. Pero si tenéis un monitor de 24 pulgadas no resultará tan importante que apostéis por esta resolución, y con un valor QHD será más que suficiente. Incluso con un monitor Full HD podríais disfrutar de una experiencia de gaming perfecta si el monitor es de 24 pulgadas. Si optáis por una resolución QHD podéis jugar en una pantalla de 27 pulgadas con los mejores resultados.

    Tengamos en cuenta que el estándar del mercado son 24 pulgadas, ya que se trata del tipo de pantalla que usan los profesionales de los eSports para entrenar y durante las competiciones. Por eso podéis olvidaros de quienes os dicen que lo mejor para gaming es una pantalla gigante y una resolución exagerada. En realidad, resolución y tamaño son dos aspectos muy volubles que os darán juego para hacer la mejor elección de pantalla.

    Factores de juego que cambiarán vuestra experiencia jugando

    Lo primero que hay que asegurarse es de que el monitor que vamos a adquirir tiene tecnología FreeSync o G-Sync, esta última en el caso de que nuestro ordenador esté dotado de una tarjeta gráfica de Nvidia que sea compatible. El motivo de esta importancia se encuentra en que esta tecnología cambia la forma en la que disfrutamos de los juegos, consiguiendo una visualización suave, rápida y sin errores de imagen de ningún tipo.

    La tecnología FreeSync y G-Sync lleva a cabo un proceso de sincronización entre GPU y monitor para que las partidas sean perfectas y que no nos encontremos con imágenes superpuestas, defectos visuales u otros problemas que hagan que perdamos por culpa de la visualización.

    Por último, no hay duda de que estamos planteándonos comprar un monitor de gaming, y eso significa que nos podamos beneficiar de características exclusivas de este sector. Hoy día los monitores que están dirigidos a los jugadores disponen de tecnología adicional que permite disfrutar de mejores experiencias. Por ejemplo, incluyen los modos de Juego, en los que la configuración se optimiza de forma automática para que el contraste, los colores y la iluminación sean las adecuadas para nuestra sesión de juego.

    Otras pantallas optimizan la visualización dependiendo del tipo de juego al que vayamos a jugar, dándonos recursos adicionales, como un temporizador para los juegos de estrategia o un punto de mira más preciso y de apoyo que nos ayudará a disparar en primera persona. Este tipo de rasgos ayudan a que un monitor de gaming sea más que una pantalla y que se convierta en una parte fundamental de nuestra experiencia de juego.

    Comprar el mejor monitor

    Por experiencia os podemos decir que suele ser complicado encontrar un monitor que tenga exactamente todo lo que queremos en cada uno de los rasgos de los que os hemos hablado y que además lo podamos adquirir a un precio suculento. En ocasiones quizá tengamos que hacer alguna concesión, pero esto no nos debería restar ilusión a la experiencia de estrenar un nuevo y flamante monitor de gaming.

    Lo importante es que estemos satisfechos a nivel general y que nos sumerjamos en los juegos de una forma absorbente tal y como proporcionan las mejores pantallas en la actualidad. Para ayudaros hemos hecho una selección de monitores que os van a dejar totalmente encantados y con los que sabemos que triunfaréis.

    Tipos de Monitores Gaming

    Adrián López

    Hace 20 años ya estaba jugando a videojuegos en el PC, con un monitor CRT de 14", el PC tenía 64mb de RAM y disco duro de 500Mb... Ahora casi cualquier aparato electrónico tiene más potencia que aquel PC. El monitor para jugar es uno de los periféricos más importantes, por ello con esta web voy a ayudarte a elegir el mejor monitor gaming para cada tipo de juego o necesidad.

    Subir

    Esta web utiliza Cookies ¿Estas de acuerdo? Más info