Saltar al contenido

¿Qué son las resoluciones de un monitor y cuáles son mejores?

Las resoluciones representan la dimensión visual que proporciona el monitor para mostrarnos contenido. Se mide en píxeles y tiene un valor de alto y uno de ancho. En base a la cantidad de píxeles que entran en pantalla sabemos si la imagen que obtendremos será de una mayor o menor calidad. Al mismo tiempo, la resolución de una pantalla determinará que se puedan visualizar contenidos de una calidad u otra, ya que todos ellos parten de una resolución original con la que han sido creados.

La importancia de la resolución en los monitores

Este es un factor que influye mucho en la adquisición de un monitor y que va a tener una importancia crucial para que sepamos si la pantalla cumplirá o no con nuestras exigencias. Las resoluciones siempre se representan con dos cifras divididas por una “x”. La primera cifra, que puede ser 1280, indica los píxeles que la pantalla incluye en su espacio visual correspondiente al ancho (espacio horizontal). La segunda cifra, en este caso 720, representa los píxeles del alto (espacio vertical). En este caso estaríamos hablando de una resolución de 1280 x 720 píxeles, o lo que es lo mismo, 720p, el estándar HD.

¿Qué ocurre si compramos un monitor de 1280 x 720 píxeles y queremos disfrutar de un juego cuya resolución es de 1920 x 1080 píxeles? (el estándar Full HD o de 1080p). Lo que ocurrirá es que no podremos visualizar el contenido en su máximo nivel de calidad. Es posible que notemos una pequeñísima mejora, como ocurre en el caso de intentar ver 4K en un monitor Full HD, pero la diferencia es mínima. Por ello es importante que, si valoramos la calidad de la resolución de los contenidos de juegos o películas, siempre nos hagamos con un monitor que dé el máximo de sí mismo.

¿Qué resoluciones son mejores para un monitor?

A día de hoy podemos simplificar las resoluciones estandarizadas en tres propuestas: Full HD (1920 x 1080 píxeles), QHD (2560 x 1440 píxeles) y 4K (3840 x 2160 píxeles). Detrás se queda la resolución HD que hemos mencionado antes y por delante quedaría la 8K, que hoy por hoy no se está aprovechando al ser tecnología demasiado nueva y ambiciosa.

Con las tres opciones aplicadas a nuestro monitor vamos a quedar satisfechos. En realidad, la resolución Full HD, la que conocemos también como 1080p, es la que se encuentra más estandarizada en el mercado del gaming. Esto significa que con ella vais a poder disfrutar con unos muy buenos resultados. Eso sí, siempre y cuando hagáis un so de un monitor de 24 pulgadas que, por otro lado, es el estándar entre los profesionales de los eSports.

Si queréis tener una pantalla de 27 pulgadas lo que recomendamos es saltar a la resolución QHD para que la imagen sea de calidad. Y para los usuarios que quieran jugar con una pantalla de 32 pulgadas, lo más recomendable es la resolución 4K.

Comprar los mejores monitores de todo tipo de resoluciones

Hemos hecho una selección de monitores que, como podéis ver, acompaña este artículo y con los que hemos llegado a la conclusión de que disfrutaréis de una gran experiencia sea cual sea su tamaño y resolución. Son pantallas que no solo destacan por su resolución, sino también por la armonía que existe entre sus demás componentes y características técnicas.

Como os hemos dicho, hay muchos aspectos que tener en cuenta a la hora de adquirir un monitor y la resolución no es uno que tenga que convertirse en el determinante. No tenéis que optar por el 4K si queréis una pantalla de 24 pulgadas y queréis ahorrar un poco. Todo depende del presupuesto, pero también del uso que le vayáis a dar al monitor y de la forma en la que lo aprovechéis.

Tipos de Monitores Gaming